Acerca del Colegio Sagrado Corazón.

“Al alero de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Chincolco y desde sus inicios hace ya más de 70 años, el Colegio Sagrado Corazón ha sido un establecimiento educacional gratuito y al servicio de la comunidad, ofreciendo, sobre nuestras bases cristianas, mejores oportunidades a sus estudiantes y a las familias que depositan su confianza en nuestros principios.

El 13 de Agosto de 1989 obtiene el reconocimiento oficial del Estado De Chile, que lo declara cooperador de su función educativa a través de la resolución N° 1291.

Promoviendo la educación PreBásica y Básica de manera mixta, hoy cuenta con una matrícula de 130 alumnos y una dotación de 22 funcionarios entre asistentes de la educación, profesores y directivos.

Sabemos y tenemos presente que si bien los recursos humanos son fundamentales, no son los únicos recursos que demanda el quehacer educativo, es por eso que el Establecimiento cuenta con diferentes servicios complementarios como lo son: El centro de recursos para la enseñanza, el estudio y el aprendizaje; Servicio de alimentación escolar; Servicio de transporte escolar; Laboratorio de informática; Programa de Integración escolar, entre otros. Todo lo anterior marca el hecho de que los estudiantes son nuestra primera y última prioridad, ubicándolos así, en el centro de la toma de decisiones con el ánimo de beneficiarlos en la mayor medida posible, destinando todos los recursos que recibimos de las diversas subvenciones al aprendizaje, seguridad, comodidad, bienestar y dignidad de las generaciones futuras.

Colegio Sagrado Corazón Desde 1944 “

75
Años enseñando
130
Alumnos matriculados
22
Funcionarios
280
Puntaje Simce

Misión

El Colegio Sagrado Corazón busca desarrollar en cada uno de sus alumnos y alumnas el aspecto formativo, inclusivo, valórico, intelectual y social, mejorando sus aprendizajes, habilidades y actitudes a través de metodologías activas, participativas, innovadoras, flexibles y utilizando el adecuado uso de redes y tecnología, con estudiantes motivados e interesados en sus aprendizajes. Logrando una formación integral en el desarrollo de niños y niñas con un alto nivel de expectativas y competencias que les permitan lograr las metas planteadas en su proyecto de vida.

Visión

El Colegio Sagrado Corazón sigue el mandato de Cristo “Id y Enseñad” convirtiéndose así, en un establecimiento educacional que acompaña al estudiante en su proceso permanente de aprendizaje que abarca las distintas etapas de su vida, donde puedan desarrollar valores Cristianos que los transformen por medio de la transmisión de conocimientos y destrezas, en personas integras encaminándolos a alcanzar su máximo desarrollo espiritual, ético, moral, afectivo, intelectual, artístico y físico. Todo, con un sentido de respeto, responsabilidad, tolerancia y valoración tanto, de los Derechos Humanos como de las libertades fundamentales, de la diversidad multicultural, entorno natural y la paz, como así también de nuestra identidad nacional. Logrando la formación de personas capaces de desarrollar un pensamiento crítico y reflexivo, afianzando su autonomía y proyecciones hacia la vida en forma plena, para convivir y participar activa, tolerante, solidaria y democráticamente, fortaleciendo las áreas cognitivas, volitivas y socio afectivas, con apoderados comprometidos en el proceso de enseñanza aprendizaje de los alumnos

Valores Institucionales

El Colegio resalta, cultiva y promueve 5 valores institucionales.

FE EN CRISTO: La base de todo actuar humano es y siempre debe ser la fe en cristo, solo con su apoyo se alcanzará un ideal de formación tanto en nuestros alumnos como en sus familias y en general, lograr un cambio en la sociedad.
  • Confiar y promover la reflexión cristiana Seguir el mandato de Cristo.
SOLIDARIDAD: Mostrar cercanía y empatía tomando una actuación unitaria de los miembros de una comunidad en adhesión ilimitada y total frente a necesidades y sentimientos de los demás.
  • Ser activo frente a necesidades de otros.
RESPETO: Reconocer y valorar los derechos y dignidad propia y de los demás.
  • Corrige fraternalmente los errores en el trato social.
  • Manifiesta tolerancia y buenas costumbres.
  • Se expresa adecuadamente.
  • Cuida y preserva el entorno y medio ambiente.
HONESTIDAD: Comportarse, expresarse con coherencia y sinceridad, de acuerdo a los valores de verdad y justicia.
  • Respetar la verdad en relación con el mundo, los hechos y las personas.
  • Buscar, aceptar y decir la verdad, ante todo.
  • Ser coherente entre lo que se piensa, se dice y se hace.
RESPONSABILIDAD: Obligación moral, consciente y libre, pendiente de cumplir.
  • Cumplir puntualmente con los compromisos y deberes.
  • Valorar la integridad propia y ajena.
  • Responder ante sus actos.
  • Ser puntual y diligente.
  • Cuida tanto los objetos personales como los ajenos y del entorno.